Ya sabes quien soy (2)

   Antes de leer esta entrada titulada Ya sabes quien soy (2), tendrías que haber leído la entrada en este mismo blog titulada ¿A qué no sabes quien soy? (2) y sus comentarios. Si no lo has hecho vale la pena que pierdas un momento para que lo que sigue tenga sentido.

 

   Inició las pesquisas para descubrir quien soy Fátima, pero equivocó el lugar donde vivía, que era muy importante para conocer mi identidad. No eran calles, pero tampoco cavas. Julia si acertó, vives en la Corredera baja, basándose en la presencia de San Antonio de los Alemanes. La pista adicional que le había dado a Fátima de que había nacido en Talavera, a Julia no le aportaba nada. Tenía razón, si tu padre es un ceramista es normal que hayas nacido en Talavera. Con las pistas dadas a Julia de que vivía en los pares de la calle y muy cerca de San Ildefonso, entró en escena Mercedes, que debe conocer Madrid como la palma de su mano, y descubrió quien soy.

 

   Soy una placa de cerámica de Talavera que está en los pares de la Corredera baja de San Pablo casi llegando a la plazuela de San Ildefonso, y en la que le pido al santo que cobije a los transeúntes que van por la Corredera. Por eso te decía que pienso continuamente en que a los demás no les hagan mal.

 

   No soy muy famosa, pero si vienes a verme me encuentras enseguida. Y aprovechas para ver las iglesias de San Antonio de los Alemanes (o de los Portugueses) y la del convento de San Plácido en la calle San Roque, que son preciosas.  Después, como te decía puedes ir, no está lejos, a comer al Puchero en la calle Larra, un romántico, pensador y crítico donde los haya.

 

   Te envío una foto mía para que cuando vengas a verme te sea todavía más fácil encontrarme. Vale la pena que lo hagas, porque no es por nada, pero creo que soy única. Y ya sabes, San Pablo te va a dar cobijo. Un beso de tu nueva amiga.

DSC05555

Anuncios