La librera de la calle de Carretas (1)

   Un sello, un cuadro.

   Con motivo de la celebración del Día del Sello, el 24 de marzo de 1958, la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre realiza una emisión de diez sellos dedicados al pintor Francisco de Goya y Lucientes. Impresos en huecograbado, todos llevan en su parte inferior una banda en oro donde aparece la palabra España, y con valores faciales comprendidos entre 15 céntimos y 3 pesetas.

librera

   El ejemplar correspondiente al valor de 40 céntimos es, tal como puede apreciarse en el borde inferior dentado, el cuadro titulado La librera de la calle de Carretas. A mí, desde una clara e indiscutible posición de inexperto en el arte de la pintura, me parece que se trata de un cuadro de gran belleza que merecería la pena poder ser contemplado con detenimiento. Lo que ocurre es que no es fácil hacerlo porque el retrato está en los Estados Unidos, concretamente en la National Gallery of Art de Washington.

   El cuadro, de dimensiones 109,5 x 77,5 cm. datado aproximadamente entre 1800 y 1805, no está catalogado con el nombre que aparece en el sello. Su nombre es Young Lady Wearing a Mantilla and Basquina, es decir Mujer Joven con Mantilla y Basquiña recordando que el inglés carece de eñe.

   La basquiña es, según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua en las ediciones de la época en que se pinta el cuadro, «ropa o saya que traen las mujeres desde la cintura hasta los pies con pliegues en la parte superior para ajustarla a la cintura, y por la parte inferior con mucho vuelo. Pónese encima de toda la demás ropa y sirve comúnmente para salir a la calle». Hasta la decimotercera edición, año 1869, no se modifica la definición, y solamente para sustituir la cintura por las caderas y añadir «que por lo común es negra».

 SC-001145.jpg

   La visualización del cuadro ofrece lógicamente un mayor detalle que la del sello, como la riqueza de la mantilla, la elegancia de los guantes, el abanico cerrado que lleva la retratada en su mano izquierda, o el collar con que adorna su escote. Lo de la basquiña, al menos con esta imagen, parece más discutible porque no está claro si es un vestido o bien un cuerpo con falda desde la cintura a los pies.

   Viendo sello y cuadro se me plantean una serie de interrogantes tales como ¿por qué el cuadro terminó en Washington? ¿Por qué en el sello aparece con un nombre y en la National Gallery of Art con otro? ¿Quién es la joven mujer con mantilla y basquiña retratada por Goya? ¿Es realmente una librera con oficina en la calle de Carretas? Y si es así ¿quién es la librera de la calle de Carretas? ¡Demasiadas preguntas para un solo post!

Anuncios