Los productos de la farmacia Gayoso

   La farmacia Gayoso, una de las más antiguas de Madrid, está situada en el número 2 de la calle Arenal desde mediados del siglo XVIII, si bien desde su fundación y hasta aproximadamente el año 1895, debe ser conocida como farmacia Moreno. Puede verse la historia de la farmacia en el post La farmacia Gayoso de Madrid, en este mismo blog. El motivo del cambio de nombre es que en el momento del fallecimiento del fundador de la botica, el farmacéutico Vicente Moreno Miguel, tiene sólo un hijo de muy corta edad habido de su segundo matrimonio. Por el contrario, tiene varios sobrinos farmacéuticos legando la oficina de farmacia a dos de ellos. Uno de estos últimos es hijo de Mariana Verdejo, hermana de Francisca Verdejo primera mujer de Vicente Moreno Miguel. Se trata de  Francisco Gayoso Verdejo, dando su primer apellido nuevo nombre a la farmacia. También en este mismo blog puede consultarse el post Los farmacéuticos de la farmacia Gayoso.

   Hecha esta salvedad mencionaremos aquí algunos de los productos de la farmacia, con independencia del nombre que en ese momento tuviera.

   La tintura de árnica preparada según la fórmula que usan los religiosos del Gran San Bernardo de los Alpes, conocida de todo el mundo como un remedio milagroso para los casos de herida de arma blanca o de fuego, contusiones, cardenales dolores y torceduras. Se vende al por mayor y menor en frascos de cuatro tamaños a los precios de 4, 8, 16, y 24 reales.

   Sales marinas para tomar los baños de mar a domicilio. Los facultativos de más nota de Madrid, como de las poblaciones distintas de la mar las están prescribiendo a toda su clientela con los mejores resultados. Las familias que por sus muchas ocupaciones no puedan rendir un viaje y deseen tomar baños de mar en los establecimientos públicos o en sus propias casas encontrarán paquetes de 500 gramos, 4 reales, para niños de 4 a 6 años; id 750 gramos, 6 reales, para niños de 6 a 12 años; id de 1000 gramos, 8 reales, para personas mayores, cada uno con su instrucción correspondiente. Avisando con unas horas de anticipación se preparan todos los baños minerales analizados y existentes en España (hasta el día 294) tales como Alhama, Archena, . . .  y lo mismo en todos los baños minerales acreditados en Francia, Inglaterra, Italia, Alemania y Ruisa.

   Vigorosina Aguirre, cura infaliblemente catarros agudos y crónicos, a base de Arehenal, Nueicina, Thlocus y Heroína. Frasco 5 pesetas.

   Pulverizadores. Acabamos de recibir un surtido completo de estos aparatos ingleses y franceses que tan buenos resultados se obtiene para pulverizar las aguas de brea y sulfurosas; con ellos en muy poco  gasto pueden pulverizarse las habitaciones de los enfermos con líquidos desinfectantes tan útiles en todas las enfermedades y en especial las de carácter contagioso.

   Píldoras depurativas del Dr. Golvin. Poderoso depurativo de la sangre. Cada caja contiene la manera de su empleo en cuatro idiomas, llevando la firma Golvin revestida del sello de garantía del estado francés.

   El estómago artificial o polvos del Dr. Kuntz. Dipsepsia, Gastralgia o Diarrea. Caja 7,50 pesetas, la media caja 4 pesetas.

   Reumatina Voley. Por fuerte que sea el dolor cura en pocas horas. Caja 3 pesetas.

    Hay además una larga lista de productos, como por ejemplo las cápsulas Ferri, investigados en el laboratorio químico y botica de Vicente Moreno Miguel, registrados por el farmacéutico, cuya patente hereda su hijo, con total independencia del legado de la farmacia. Sin embargo Vicente Moreno Morato no continuó la tradición paterna, prefirió seguir la carrera de las armas, y el año 1908, con la graduación de segundo teniente cambia de destino del batallón de cazadores Las Navas al Barbastro.

 

Los farmacéuticos de la farmacia Gayoso

   Cuando se maneja información de la farmacia Gayoso de Madrid es normal encontrarse con una expresión parecida a ésta. «Desde su apertura en 1855 con el nombre de Farmacia Gayoso en el número 2 de la calle del Arenal . . . ». Voy a corregir aquí un reiterado error que se comete al nombrar así a la farmacia. Yo no puedo asegurar con precisión en que año de mediados del siglo XIX se abre una farmacia al principio de la calle del Arenal; pero lo que sí puedo asegurar es que, se abra el año que se abra, nunca con el nombre de Farmacia Gayoso. Tardará, como tendremos ocasión de comprobar, bastante años en llamarse así, y en sus inicios su verdadero nombre es el de Farmacia Moreno Miguel. (Una explicación breve sobre el devenir de los nombres de la farmacia puede verse en el post La Farmacia Gayoso de Madrid de este mismo blog.

   Por lo que respecta al año de su apertura, la primera referencia que he podido encontrar, publicitaria como casi todas, es en La Soberanía Nacional de fecha 7 de abril de 1866, en donde se anuncia Tintura de árnica preparada según la fórmula que usan los religiosos del Gran San Bernardo en los Alpes, y que se prepara en el laboratorio químico y botica de D. Vicente Moreno Miguel, calle del Arenal número 6, de Madrid. Este año podría seguramente afinarse consultando los Libros de Matrículas de Vecinos de la Parroquia de San Ginés.

   Dos años más tarde y en el Diario Oficial de Avisos de Madrid, se anuncia este mismo producto en su venta al por mayor y menor en frascos de cuatro tamaños, a los precios de 4, 8, 16, y 24 reales. La ubicación de la farmacia sigue siendo en la calle del Arenal 6 antiguo y 2 moderno. Es decir se ha producido una nueva numeración de las casas de la calle.

   Durante la década de los setenta y gran parte de los ochenta hay continuas referencias en prensa a la Farmacia Moreno Miguel del número 2 de la calle Arenal, siendo la última que he podido encontrar, la que aparece en El Liberal de fecha 23 de enero de 1887. Totalmente compatible con la fecha que muere Vicente Moreno Miguel, últimos días de junio de 1890.

   Como veremos al escribir sobre cada uno de los farmacéuticos, Vicente Moreno Miguel de su primer matrimonio con Francisca Verdejo no tiene hijos, y al producirse su fallecimiento, el que tiene de su segundo matrimonio con Elisa Morato es un niño que no puede hacerse cargo de la farmacia, por lo que en el momento de testar, le deja a éste los derechos de las múltiples fórmulas que tiene registradas, y que nada tienen que ver con el legado de la botica.

   En ese mismo testamento, Miguel Moreno Vicente lega por mitad la oficina de farmacia a sus sobrinos Francisco Gayoso, hijo de María Ana Verdejo hermana de su primera mujer, y a Pascual Moreno, hijo de un hermano. La razón es clara, los dos sobrinos, influenciados probablemente por el prestigio de su tío, son licenciados en Farmacia.

   Hay un tercer sobrino igualmente licenciado en Farmacia. Se trata de Ramiro Estévez, hijo de Juana Verdejo, otra de las hermanas de su primera mujer. Ramiro incluso trabajó en la farmacia de su tío a finales de los setenta, pero debió producirse algún tipo de desavenencia, acrecentada cuando Ramiro Estévez desde Badajoz intentó registrar a su nombre una marca para distinguir los productos farmacéuticos y químicos de su fabricación. Marca que ya tenía registrada su tío Vicente Moreno, que hizo valer sus derechos y a quien la justicia dio la razón. Es claro pues que Ramiro Estévez quedaba fuera de cualquier beneficio testamentario.

   Seguramente los licenciados Francisco Gayoso y Pascual Moreno gestionaron un tiempo conjuntamente la farmacia, pero antes o después, y al no haber relación directa familiar entre ellos, debieron llegar a un acuerdo quedando la farmacia en propiedad única de Francisco Gayoso. Y es, desde ese momento, y solo entonces, cuando la oficina de farmacia sita en la calle del Arenal número 2, puede y debe llamarse farmacia Gayoso.

   La primera referencia que me ha sido posible encontrar como tal es en El Liberal de fecha 10 de noviembre de 1895, y tres años más tarde en un ejemplar de El Imparcial, la farmacia Gayoso anuncia El Estómago Artificial o los polvos del Dr. Kuntz, autoproclamándose sucesor de Moreno Miguel. ¡Por si quedaba alguna duda!

Gayoso1

Gayoso2

Detalles de la fachada de la farmacia Gayoso que da a la calle de Tetuán, Madrid

Vicente Moreno Miguel

Nace en Torrente (Valencia) aproximadamente en el año 1822, hijo de Manuel Moreno y Vicenta Miguel. Estudia Filosofía en Valencia, y pasa seguidamente a Madrid donde estudia Farmacia. Obtiene en el Hospital General de dicha ciudad la plaza de ayudante de farmacia, concluyendo su carrera.

El 29 de julio de 1849 se casa en la parroquia de San Luis de la calle de la Montera de Madrid con Francisca Verdejo Sánchez, hija de Francisco Verdejo Páez, catedrático de Geografía del Instituto del Noviciado, y nieta de Francisco Verdejo González, catedrático de Matemáticas de los Estudios Reales de San Isidro. De este matrimonio Vicente Moreno Miguel no tiene hijos. Dato fundamental en el devenir de la farmacia.

Es autor y propietario de numerosos productos farmacéuticos, como por ejemplo las cápsulas Ferri, que como veíamos testa que pasen a poder de su hijo Vicente Moreno Morato, o en su defecto a su segunda mujer Felisa Morato.

Al menos en 1866 ya es propietario de la farmacia ubicada en la calle del Arenal de Madrid. Se queda viudo el 27 de diciembre de 1880, y se casa en segundas nupcias con Felisa Morato, de cuya unión esta vez sí, tiene un hijo, Vicente Moreno Morato. Vicente Moreno Miguel muere a finales de junio de 1890.

Ramiro Estévez Verdejo

Nace en San Vicente de Alcántara (Badajoz) a mediados del mes de octubre de 1851, hijo del capitán de Infantería retirado Joaquín Estévez y de Juana Verdejo Sánchez. Juana es otra hermana de Francisca, la primera mujer de Vicente Moreno Miguel.

Ramiro obtiene en 1870 el Bachillerato en Artes en el Instituto del Noviciado y cursa posteriormente en la Universidad Central la licenciatura en Farmacia. En esos años la Universidad Central al matricularte en una asignatura exige al alumno un fiador y Ramiro Estévez lo tiene en su tío Vicente Moreno del que consta que vive en la calle del Arenal número 2 cuarto Botica.

Esto prueba que la relación entre tío y sobrino en principio fue buena, de manera que al terminar sus estudios Ramiro Estévez trabajó en la farmacia de la calle Arenal. Nos lo confirma el propio Vicente Moreno cuando presenta la reclamación al registro de marca que citábamos antes. « . . . el reclamante, que pretendía usurparle su propiedad, era un sobrino suyo, que por haber estado al frente de la Farmacia que el exponente tiene en esta Corte conoce las utilidades relativamente considerables que deja la venta de aquel medicamento».

La disputa por la marca tiene lugar en 1883, es decir que a esa fecha Ramiro Estévez ya no está en Madrid, posiblemente en San Vicente de Alcántara ejerciendo su profesión de farmacéutico. En 1907 escribe una monografía sobre la citada villa, en la que la biblioteca pública hoy lleva su nombre.

Pascual Moreno Besós

Nace en Torrente (Valencia) en 1865, obteniendo el grado de bachiller en el Instituto Cardenal Cisneros de Madrid el año 1882. Se licencia en Farmacia en la Universidad Central, Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, aprobando primero y segundo ejercicio los días 22 y 26 de junio de 1889.

Un año más tarde, al producirse el fallecimiento de su tío Vicente Moreno Miguel hereda por mitad la farmacia del número 2 de la calle del Arenal. Permaneció algún tiempo como copropietario y debió llegar a un acuerdo para vender la mitad que le correspondía.

Francisco Gayoso Verdejo

Nace en Cedillo del Condado (Toledo) en 1858, y es hijo Fernando Gayoso y de María Ana Verdejo. El lugar de su nacimiento viene determinado por la profesión de su padre, médico, y obtiene el grado de bachiller en el Instituto Cardenal Cisneros en 1873.

Del testamento de su abuelo materno, Francisco Verdejo Páez, al igual que el resto de sus primos varones, recibe un legado le 2.000 duros para ayuda de sus estudios. Cursa en la Universidad Central estudios de farmacia, pero en 1878 le toca de soldado, sorteado y alistado por el distrito de Centro, y eso probablemente influye en sus estudios.

Obtiene la licenciatura en farmacia en 1881, y en 1890 al producirse el fallecimiento de su tío, Vicente Moreno Miguel, hereda por mitad la farmacia del número 2 de la calle del Arenal. Y después de algún tiempo llega a un acuerdo y queda como único propietario.

Francisco Gayoso Verdejo se casa con una prima suya, Antonia Fernández Gayoso, nacida en Palazuelo de Örbigo (León), y de este matrimonio tiene dos hijos, Clotilde y Fernando. Francisco muere el 17 de junio de 1926.

Fernando Gayoso Fernández

Nace en 1883, casa en primeras nupcias con Elisa Franco, de cuyo matrimonio tiene una hija, María Gayoso Franco. Se casa en segundas nupcias con su prima Francisca Rodríguez Gayoso. Fernando, farmacéutico, muere en Palazuelo de Órbigo (León) el 3 de septiembre de 1943.

 MorenoMiguelRetrato

Vicente Moreno Miguel fundador de la farmacia

Archivo fotográfico Rafael Roldán

Biblioteca virtual de la Real Academia Nacional de Farmacia

La farmacia Gayoso de Madrid

   La farmacia Gayoso situada desde mediados del siglo XIX en la planta baja del número 2 de la calle del Arenal, es pues una farmacia madrileña de toda la vida. Lo que ocurre es que cuando se emplea esta expresión, de toda la vida, no estaría de más preguntarse, de toda la vida si, pero de toda la vida ¿de quién? No desde luego de los madrileños nacidos en el siglo XXI, la farmacia dejó de pertenecer a la familia Gayoso hace años, si bien conserva en la fachada a la calle de Tetuán dos placas cerámicas en recuerdo de su pasada identidad. Podría decirse de toda la vida de los nacidos hasta mediados del siglo XX.

   Sin embargo, la farmacia debe su conocido apellido a una serie de circunstancias que fueron produciéndose, dado que en sus inicios se conocía como farmacia Moreno. En efecto, su fundador es Vicente Moreno Miguel, quien después de realizar estudios de Filosofía en Valencia viene a Madrid a estudiar Farmacia obteniendo la plaza de ayudante de farmacia en el Hospital General de esta Corte.

   Vicente Moreno Miguel se casa con Francisca Verdejo Sánchez el 29 de julio de 1849 en la desaparecida parroquia de San Luis de la calle de la Montera. Francisca es la hija pequeña de Francisco Verdejo Páez, catedrático de Geografía del instituto del Noviciado, y nieta a su vez de Francisco Verdejo González, catedrático de matemáticas de los Reales Estudios de San Isidro. Y aquí está la primera circunstancia para el cambio de nombre. De este matrimonio Vicente Moreno no tendrá hijos.

   Lo que si tiene Vicente Moreno son sobrinos, tres de los cuales seguramente influenciados por el bien ganado prestigio de su tío, deciden estudiar Farmacia. Son por orden de edad Ramiro Estévez Verdejo, Francisco Gayoso Verdejo y Pascual Moreno Besós. Los dos primeros hijos de dos hermanas de su mujer, y el tercero hijo de un hermano.

   El 3 de agosto de 1883 Ramiro Estévez solicita un certificado de propiedad del dibujo de dos paralelogramos y una lombriz o tenia con inscripción al pie que dice Marca de fábrica registrada. Badajoz. El 18 de ese mismo mes Vicente Moreno presenta una reclamación oponiéndose a dicha concesión basándose que se trata de un diseño que le pertenece y que se halla inscrito en el registro de la propiedad desde 1881. Y que el que pretendía usurparle su propiedad era un sobrino suyo que por haber estado al frente de la farmacia que el reclamante tenía en esta corte, conocía la utilidad que dejaba la venta de aquel medicamento. Por Real orden de 23 de febrero de 1884 se le dio la razón a Vicente Moreno. He aquí la segunda circunstancia, el enfrentamiento entre tío y sobrino,

   El 10 de abril de 1890 Vicente Moreno hace, al sentir cercana su muerte, testamento, y viudo de Francisca Verdejo había vuelto a casarse. Incluso de este segundo matrimonio tiene un hijo pero es demasiado pequeño, tercera circunstancia, por lo que lega la farmacia por mitad a sus sobrinos ya farmacéuticos Pascual Moreno y Francisco Gayoso. Al hijo de su segundo matrimonio le deja las fórmulas de un gran número de productos farmacéuticos de las que es propietario y autor, las cápsulas Ferri entre otras.

   No resulta aventurado suponer que la gestión diaria de la farmacia por parte de Francisco Gayoso y Pascual Moreno, sin relación directa entre ellos, antes o después crearía dificultades. De manera que, última circunstancia, debieron llegar a algún tipo de acuerdo de modo que Francisco Gayoso quedaba como único propietario. Puede verse también en este mismo blog el post Los farmacéuticos de la farmacia Gayoso.