Alumnos de Matemáticas de los Reales Estudios de San Isidro relacionados con la América Latina

Notas extraídas de Francisco Verdejo, un mathematico olvidado

(Dedicado especialmente a los seguidores del blog en América)

   En el año 1771 Carlos III restablece en Madrid unos estudios de carácter público, utilizando las instalaciones jesuíticas del Colegio Imperial, una vez expulsados de España los regulares de la citada orden. En los Reales Estudios de San Isidro, esa es su denominación, como en la mayoría de las instituciones dedicadas a la enseñanza se cierra el curso con la realización de conclusiones públicas. Un certamen literario en que los mejores alumnos del curso seleccionados por el catedrático de la disciplina deben contestar sobre un programa preestablecido, cualquier pregunta que un asistente al acto quiera realizarle. He aquí una pequeña muestra de brillantes alumnos de matemáticas de los Reales Estudios, nacidos a un lado y otro del océano.

 

Antonio Vaillant Bestier

 

   Siendo cadete del regimiento de caballería de Alcántara defiende el año 1777 conclusiones públicas de matemáticas asistido de su catedrático Antonio Rosell. Sobrino de Juan Bautista Vaillant, gobernador de la isla de Cuba, es ascendido al grado de capitán de caballería de la mencionada plaza. El 4 de diciembre de 1793 solicita permiso para contraer matrimonio con Juana María de las Cuevas. Ocupó posteriormente el cargo se Subinspector del batallón de Pardos en Bayamo.

 

Narciso Mallol

 

   Nacido en Valencia, defiende en 1794 conclusiones públicas de matemáticas asistido de su catedrático Francisco Verdejo. En 1817 es alcalde mayor de Tegucigalpa, y regala a la comunidad una imagen de la Virgen de los Desamparados. Propone la construcción de un puente, puente Mallol, que une Tegucigalpa con Comayaguela.

 

Juan Bautista de la Bodega

 

   Peruano descendiente de españoles, estudia en el Real Colegio de San Martín de la universidad de San MArcos de su Lima natal. Venido a España y después de defender conclusiones públicas junto a Narciso Mallol, ingresa en la Academia de Guardias marinas de  Cádiz. Navegó desde el puerto de San Blas en el actual México, explorando las costas del Noroeste del Pacífico en América, llegando Hasta Alaska. En 1793 Carlos IV añade a los reales guardias de Corps la compañía americana, cuadretes de la bandolera de color morado, para hijos de nobles del otro lado del océano. Juan Bautista formó parte de ella.

 

Joseph Cortines Espinosa

 

   Nace en Caracas porque su padre, Francisco Ignacio Cortines es electo por S.M. teniente de gobernador y auditor de la provincia de Venezuela, embarcando junto a su mujer Josefa Espinosa en Cádiz. El mes de abril de 1780 la fragata Francisco Javier los lleva al puerto de la Guayra. Su hijo Joseph viene a España y se matricula en los Reales Estudios donde sigue con aprovechamiento los dos cursos de matemáticas (1799 y 1800). En febrero de 1803 ingresa en la Academia de Ingenieros de Alcalá de Henares formando parte de la primera promoción. Esa va a ser su profesión en la que desarrollará una brillante carrera.

   

Carlos Joseph Pelleport

 

   Madrileño nacido en el número 22 de la calle de Tudescos, es hijo de un catedrático del Real Seminario de Nobles de Madrid, y como Cortines defiende conclusiones de primer curso de matemáticas. No cursa el segundo año de esa disciplina, pero si el curso de Física experimental, estudiando después en el Real Colegio de Medicina de San Carlos, y ejercerá parte de su profesión de médico en México.