La verdarera historia del marqués de Perales (y 9)

El marqués de Perales ¿culpable o inocente?

(Continuación del post La verdadera historia del marqués de Perales (8))

   Este post cierra, esta para mi novedosa y sorprendente historia, de un madrileño de finales del siglo XVIII, y en el que hay que determinar si José Fernández de Pinedo tercer marqués de Perales, fue culpable o no de traición al pueblo de Madrid. No he podido encontrar ni una sola prueba documentada del afrancesamiento del marqués de Perales. Su trato con Murat y el haber recibido favores de éste, argumento que podría soportar esa creencia, es solamente tradición oral.

   Lo que sí está probado es que el 6 de agosto de 1808 el marqués solicita al Consejo permiso para hacer una función de vigilia y misa cantada por las almas de los difuntos españoles que perdieron la vida en esta Corte el día 2 de mayo, y en los demás sucesos posteriores contra los franceses dentro y fuera de Madrid. La función religiosa a celebrarse en el convento de los PP Carmelitas Calzados, en la calle del Carmen manzana 352 número 7. Una vez que el Consejo se sirve conceder el permiso solicitado un día después, el marqués cursa las invitaciones correspondientes, suplica a V.I. se sirva asistir a una misa dedifuntos, con la intención y lugar ya especificados, el viernes 12 de mayo a las diez de su mañana. (AHN Consejos, Leg. 5521, Exp. 19)

   Aunque ciertamente no se trata de una prueba definitiva, no parece lógico pensar que un afrancesado solicitara una cosa así. Más bien parece la reacción de una persona a la que ha dolido la muerte de personas, conocidas o no, pero que siente próximas, con algunas de las cuales probablemente ha convivido. Julian Puerto Rodríguez en un excelente trabajo titulado Aproximación comentada a La manola del Portillo o las aventuras y desventuras del marqués de Perales, editado por por la Casa Regional de Extremadura en Getafe, cita los nombres de hasta cuatro hortelanos del marqués, muertos en la refriega callejera del 2 de mayo.

   Si el marqués hubiera estado tan implicado con el rey intruso como supondrá la majeza el primero de diciembre, bien hubiera podido, como hicieron otros, acompañar el 31 de julio a José en su huída a Vitoria. Por ejemplo el conde de Cabarrús, al que el marqués de Perales pocos días antes de la salida de las tropas francesas de esta Corte, le vende dos mulas conviniendo un precio de nueve mil y quinientos reales. Autorizando el conde al marqués que el día de su marcha se llevase una berlina que dejaba, la vendiese, y que su valor sirviese para el pago de la citada cantidad. (AHN Consejos, Leg. 9395, Exp. 60)

   En La Gaceta de Madrid de fecha 11 de noviembre de 1808 se incluye una lista en la que continúan los donativos para asistir al ejército. En ella aparece la marquesa de Perales con seis camisas. Antes, en el mes de agosto, el marqués colabora decidamente con el Consejo en el inventariado de armas dejadas por los franceses en el Museo y en el Buen Retiro, poniendo en conocimiento de ese mismo Consejo, que las armas han sido entregadas para su custodia al comandante de Artillería José Navarro Falcón.

   Yo no he podido verlo, pero me han asegurado que desde el palacio de la calle Magdalena se tiene acceso a un pasadizo subterráneo que comunica con el Palacio Real. Si tú eres afrancesado, si tú has sustituido con arena la pólvora de los cartuchos, siendo cosciente de lo exaltados que están los ánimos ante la proximidad del ejército francés, y oyes el ruido que produce la turba en la calle, el tiempo que se tarda en derribar a hachazos un portón, te da el margen suficiente para escapar por el pasadizo.

   Pero si tú te diviertes como ellos, si te vistes como ellos, si amas como ellos, si te consideras en fin uno de ellos, no puedes imaginar que las navajas de la majeza cortando el aire lo que buscan es el marquesado. Ese apego a las viejas tradiciones de tu querido Madrid, ese rechazo a novedades traídas de fuera, son el soporte de tu confianza, confianza que va a costarte la vida.

   ¿Razones del apuñalamiento? Nunca la tarición del marqués, nunca su afrancesamiento; probablemente confluyeron varias, los celos de una manola despechada, los odios escondidos de unos majos hacia quien realmente está lejos de ser uno de ellos, y quizás también recelos de miembros de la nobleza, celosos de su poderío como ganadero y de su influencia para con el rey.

   No quiero terminar esta historia sin poner algo de manifiesto. ¿Qué ocurrió para que de fortificar los portillos de Madrid, de abrir zanjas aquí y allá, de reclutar y armar paisanos para la defensa, se pase a firmar un tratado de rendición no muy honroso que digamos? Si quieres puedes echar un vistazo a los 11 artículos de que consta en el Diario de Madrid de fecha 7 de diciembre de 1808.

http://hemerotecadigital.bne.es/issue.vm?id=0001651892&search=&lang=es

   Esa decisión que toma la Junta Militar de la Villa de Madrid, y en su nombre firman Tomás de Morla, director general de Artillería, y Fernando de la Vera, mariscal de campo de los Reales Ejércitos, viene motivada por conocer la Junta la fuerza militar que despliega Napoleón desde Chamarín. Pero no me cabe duda que también influyó el ignominioso comportamiento de la turba, a la que hubiera sido complejo someter a una imprescindible disciplina militar. Mi muy querido José Fernández de Pinedo tercer marqués de Perales, tu muerte absurda si pero no baldía, contribuyó a evitar la de otros muchos madrileños armados con viejos fusiles, a manos de un bien pertrechado ejército profesional. Ya no te pareció bastante rezar por ellos, les distes la vida con la tuya.

Anuncios

2 pensamientos en “La verdarera historia del marqués de Perales (y 9)

  1. Este Marqués, desconocido para mí hasta ayer, me ha resultado interesante y me parece muy acertada su definición como “no afrancesado”.
    Son muy lógicas las interrogantes sobre las causas de la rendición e interesante tu raciocinio sobre las mismas.

    • Joserra, gracias por seguirme, por estar ahí. Yo también desconocía por completo la existencia del marqués y claro su apuñalamiento. Y me pareció interesante contarlo para que sus paisanos conociéramos sus vivencias. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s